El Balonmano Zamora logró este sábado un valioso empate a 23 goles en una de las canchas más complicadas de la categoría como es la de Antequera. Los de Leo Alvarez, que en el pabellón Angel Nieto cedieron un espectacular empate a 30 goles en la primera vuelta, le han devuelto la moneda a los malagueños con un partido muy disputado en el que a punto estuvieron de lograr la victoria.

Si por algo se caracterizó el partido de esta tarde fue por la igualdad. Ambos equipos se entregaron sin reservas a defender con uñas y dientes cada jugada. Al descanso, como no podía ser de otra forma tratándose del MMT y el Antequera se llegó con un empate a 11.

En la segunda parte el MMT dispuso de oportunidades para romper el partido. A falta de cinco minutos logró ponerse 21 a 23 en el marcador. Lamentablemente, el conjunto de Leo Alvarez no supo superar la desesperada defensa local y en lugar de ampliar la ventaja cedió dos goles que a la postre supusieron el empate a 23 final.

Dalmau con cuatro goles, seguido de Ceballos y Jaime con tres fueron los máximos realizadores. El equipo, lógicamente, echó de menos los goles de Octavio que esta vez solo marcó en dos ocasiones.