El Parque de León Felipe cuenta ya con unas renovadas pistas deportivas. Tras un período de obras, las precarias instalaciones se han sustituido por una pista de patinaje en la parte alta y una pista de baloncesto en la parte baja.

La pista de patinaje se ha construido sobre la solera de la antigua pista de fútbol sala situada en la zona norte del parque dándole una capa de imprimación asfáltica con varias capas de slurry en diversos colores, se han pintado las líneas para delimitar la pista, y se ha vallado todo el perímetro con postes de acero galvanizado, añadiendo también un zócalo de madera en la parte de abajo. La pista tiene una longitud de 45,30 metros y una anchura de 26,95 metros.

La pista de baloncesto se ha construido en la zona de graderío situada en la zona sur del parque. Se ha procedido a la reparación de las gradas -que se encontraban en mal estado-, arreglando los desperfectos y desconchones existentes y pintando tanto la grada como la valla. Se ha reparado la solera -que se encontraba muy degradada-, se ha pintado una pista de baloncesto y se han instalado nuevas canastas. La pista de baloncesto tiene unas dimensiones de 22,80 metros de longitud por 15,00 metro de ancho.

El coste de las obras ha sido de 35.110,47 euros, valor por el que se adjudicó el contrato, mientras que el presupuesto de licitación inicial fue de 54.953,71 euros. Ésto supone una bajada del 36,11 %, con un ahorro para las arcas municipales de 19.843,24 euros.

El Alcalde de Zamora ha indicado que con estas obras se dota de nuevos usos a las antiguas instalaciones deportivas, que se encontraban abandonadas y en estado precario desde hace años. Así, dice, se pone en valor una de las zonas verdes más grandes de la ciudad, que además de ser una zona de paseo y de recreo para niños y jóvenes, ahora también podrá tener un uso deportivo por parte de los aficionados al patinaje y al baloncesto.