El pleno de la Diputación de Zamora debatió este viernes el estado de ejecución de las inversiones sostenibles, con la crítica de IU de la escasa ejecución de proyectos. El portavoz del equipo de Gobierno reconoció el retraso que llevan algunas de las iniciativas y señaló que los problemas en el arreglo de caminos rurales o las bajas voluntarias de algunas empresas a las que se había concedido el arreglo de carreteras han ralentizado los procesos, aunque señaló que la mayoría estará en ejecución antes de que concluya este ejercicio.

El pleno ha dado también el visto bueno al Plan de Empleo de este año que contempla, a través de dos programas diferentes,  casi dos millones de euros para generar empleo en los pueblos de la provincia.

Con tres abstenciones y 19 votos a favor, el pleno aprobó la modificación de las bases de ejecución del programa Dipnamiza I, dotado con 1,4 millones de euros para 229 ayuntamientos y del Dipnamiza II, dotado con más de medio millón de euros para 18 municipios.

La portavoz de IU, Laura Rivera, criticó la precariedad del empleo que se crea, mientras el portavoz del PP, Aurelio Tomás, señaló el esfuerzo que realiza la institución provincial en una competencia que no le corresponde. En este sentido, señaló que frente a los 120.000 euros que la institución destinaba a la creación de empleo antes de la crisis se ha pasado a más de tres millones de empleos desde entonces.

La sesión plenaria aprobó también el reglamento de funcionamiento de la residencia Virgen del Canto de Toro y la modificación de la ordenanza que regula el precio público del centro. La portavoz del PSOE,  Leonor González, denunció la lentitud de todos los trámites que tienen que ver con este centro hasta el punto de que se ha tardado cuatro años en cambiar un punto del reglamento. Iu denunció los precios de la residencia Virgen del Canto de Toro y el hecho de que los residentes generen una deuda si no pueden pagar el coste total del servicio. Por su parte, el portavoz del PP señaló que los precios de Toro son los mismos que el resto de las residencias públicas de la región.