El grupo del PP en el Ayuntamiento de Zamora considera que el presupuesto elaborado por el equipo de gobierno va a ser “un hachazo al bolsillo de los zamoranos”, tanto de los ciudadanos como de los empresarios, ya que recoge una subida de impuestos, tasas y sanciones muy significativa que, además, “no se ve compensado con mejoras en la calidad de vida de los zamoranos”, según señaló este jueves la portavoz del grupo, Mayte Martín Pozo.

El concejal Víctor López de la Parte apuntó que el presupuesto municipal de 2020 prevé “una subida brutal” del impuesto de bienes inmuebles y los ciudadanos lo verán reflejado en sus recibos con un incremento del 10%.

Además, añadió, “el afán recaudatorio” del equipo de gobierno municipal se deja sentir también en las previsiones de unas cifras que son “insostenibles”, entre ellas un incremento de 122% en los ingresos por la grúa, del 29% en la multas de tráfico o del 22% en la ORA, además de un 325% en las multas derivadas del incumpliento de otras ordenanzas.

López de la Parte señaló que Francisco Guarido “es el alcalde de la contradicción” al defender ahora las subvenciones nominativas, un alcalde, añadió “sin ambición” y que está “paralizado” ante la salida de empresas y de ciudadanos.

Por su parte, David Hernández, ha destacado que el de IU es un presupuesto “triste y decepcionante” porque no ofrece soluciones ante uno de los grandes problemas que tiene la ciudad como es la huida de empresas y la falta de actividad económica.

Añadió que la inversión va a experimentar una bajada del 30% respecto al presupuesto de 2018 que está prorrogado.