El grupo municipal del PP, encabezado por su portavoz Maite Martín Pozo y por Victor López de la Parte, ha criticado la «mala gestión» de la corporación municipal en materia de movilidad urbana, empezando por el carril bici trasversal de la calle Villapando, unas obras «anunciadas a bombo y platillo por Antidio Fagúndez» y paralizado por el alcalde debido, según Martín Pozo, «a tiranteces» entre ambos cargos.

Este fue un proyecto que surgió en 2018 y que fue licitado por 47.000 euros y que se paralizó en 2019 a falta de los informes de la policía y del consejo sectorial de urbanismo. Este parón ha provocado la rescisión del contrato con la empresa adjudicataria, algo que ha costado «cerca de 12.000 euros a los zamoranos». Por su parte, López de la Parte ha acusado al equipo de gobierno de «intentar ocultar este gasto» y reseñó la obsesión de Fagúndez con «hacerse una foto que cuesta 12.000 euros».

Dentro de los temas de movilidad urbana, López de la Parte ha aprovechado para criticar «el alquiler de bicis que prometieron que estaría operativo en la Semana Santa de 2019 y del que aún no hay noticias» y la ocupación de 50 plazas de aparcamiento por toda Zamora para aparcamientos de bicis «sin dotarlos de los elementos necesarios para esta función».