La realidad vuelve a demostrar la incapacidad del equipo de gobierno, con Francisco Guarido a la cabeza, para atender las necesidades de los zamoranos. En esta ocasión el motivo es el retraso en la obra de asfaltado en el camino ubicado en la trasera de Las Claras y que, tal y como Francisco Guarido se comprometió de manera pública ante los medios y en Pleno Municipal, debía de estar concluida el próximo 15 de septiembre.

Por ello, y tras conocer en el día de ayer las declaraciones del concejal de Comercio, Christoph Strieder, en las que manifestaba que las obras comenzarían a partir de la semana próxima (a partir del 17 de septiembre), desde el Grupo Popular se lamenta que, una vez más, “la palabra de Francisco Guarido y su equipo de gobierno tiene cada vez menos credibilidad” y que sus “compromisos no son ciertos”, tal y como ha indicado en el día de hoy el viceportavoz del PP en el Ayuntamiento de Zamora, José Luis González Prada.

De hecho, González Prada ha recordado las palabras del alcalde en el último Pleno del Consistorio de la capital (en el mes de julio) quien, tras una pregunta a este respecto, Guarido aseguró que “aquí hay un compromiso de que el 15 de septiembre iba a estar solucionado ese tema.

Ya están las ofertas de las empresas y se abrirán los sobres próximamente. Hay proyecto, hay empresas, hay ofertas, por tanto, es un contrato menor que se adjudica en muy poco tiempo. No se preocupe que el compromiso seguirá adelante”.

Visto lo visto, se demuestra que Guarido ha sido incapaz de mantener ese compromiso y que no es un alcalde de palabra. Además, el viceportavoz popular recuerda que a esta situación con el mercadillo se ha llegado única y exclusivamente por dos motivos: “en primer lugar, por la cabezonería y modorrería del concejal de Comercio, Strieder, quien fue incapaz de abordar el problema desde el inicio y llegar a un acuerdo con todas las partes afectadas; y, en segundo lugar, por las luchas internas de poder que hace un año llevaron a que Fagúndez y el PSOE no apoyaran a IU en la aprobación de la ordenanza sobre venta ambulante en el municipio”.

Finalmente, González Prada también ha manifestado que, “como siempre, el equipo de gobierno trata de buscar excusas. En esta ocasión, es culpa de las alegaciones cuando en realidad han tenido más de medio para solventarlas y ni siquiera se han empezado a tramitar”.