Pablo Casado ha pedido a Vox que en las próximas elecciones generales que se celebrarán el 28 de abril de 2019 no se presente en 28 provincias ya que lo único que conseguirá, señalan desde el PP, es dispersar el voto de la derecha en favor de la izquierda.

El presidente del Partido Popular señala que en las provincias en las que se reparten cinco o menos escaños no merece la pena votar a Vox puesto que el sistema de distribución de escaños haría que los votos de los partidos minoritarios se pierdan con mayor facilidad que los que se concentran en los partidos más votados.

Casado ha especificado las circunscripciones en las que Vox no debería presentarse a las elecciones, entre las que se encuentra Zamora.

No obstante, los argumentos del PP no parecen haber convencido a Santiago Abascal quien se reafirme en mantener sus candidaturas y que si quieren “que se retiren ellos”.