El último día de campaña, el PSOE de Zamora ha dejado de lado sus propuestas electorales para hacer un llamamiento a los que el secretario general del partido, Antidio Fagúndez, ha definido como “indecisos y desencatados” para que el domingo vayan a votar un gobierno progresista liderado por Pedro Sánchez.

La única alternativa a un gobierno progresista, ha señalado, es un gobierno de derechas porque está claro que “PP y VOX van a ir de la mano para formar gobierno”.

No votar del domingo al PSOE en Zamora, ha señalado Fagúndez, es “abrir la puerta para que en el Gobierno de España se cuele esa ultraderecha rancia y oscura, que no reniega de la Dictadura franquista, y que apuesta por derogar leyes como la de la violencia de género, la interrupción del embarazo o la que defiende los derechos de los homosexuales”.

Fagúndez ha apelado en varias ocasiones a los indecisos, para que el domingo voten por el PSOE para frenar el ascenso “de una derecha recalcitrante” que es capaz hasta de poner en cuestión la libertad de información vetando a determinados medios.

Ha reconocido que entre los votantes puede existir un cierto cansancio y una cierta desilusión, pero ha pedido a los ciudadanos que creen en el progreso que no permitan que la extrema derecha recupere el poder en España.