La Agrupación Local del PSOE de Benavente y los Valles reclama una solución urgente a lo que tildan de colapso sanitario agravado por la huelga de médicos interinos. El PSOE se hace eco de las quejas de alcaldes y vecinos de los pueblos de la Comarca que, dicen, son los grandes afectados por la Huelga y por la incapacidad de la Junta de Castilla y León para cubrir bajas o vacaciones del personal facultativo.

Los socialistas califican de “colapso total” la situación que se vive durante todo el verano en los pueblos benaventanos donde afirman que, con anterioridad a la huelga, ya existía una constante variación de horarios por bajas -como la del médico de Santa Cristina-, o vacaciones que no se cubren y se les van sumando en forma de acumulaciones a otros profesionales -tanto médicos como enfermería-, recargando las agendas y disminuyendo el tiempo disponible a cada paciente.

En opinión del PSOE de Benavente, la huelga de interinos continúa por culpa de la nefasta gestión de los Recursos Humanos, por el maltrato continuado a los profesionales y la falta de talante dialogante de la Junta de Castilla y León. “La situación que vivimos nos está demostrando que el PP en Castilla y León plantea excluir el derecho de acceso la sanidad a los habitantes de nuestros pueblos”, se afirma desde las filas socialistas.

El PSOE se declara alarmado ante el esquema de servicios mínimos que ha planteado la Consejería de Sanidad, ya que “agrava las carencias en los pueblos de la comarca eliminando las consultas en los pueblos más pequeños”. La política de la Junta, aseguran, complica la atención sanitaria a los que mayores dificultades tienen para acceder a recursos sanitarios por edad avanzada, distancia al Centro de Salud de referencia o imposibilidad de transporte público.

“La insensibilidad de la Junta castiga a los pacientes con menos recursos”, se afirma desde el PSOE. Finalmente, desde la Agrupación Socialista se califica como “insostenible” la situación creada y se reclama una solución inmediata a la huelga, “que se siente la Consejería a negociar y asuma su responsabilidad a la hora de garantizar una adecuada estabilidad laboral”