La procuradora zamorana y secretaria de Organización del PSOE CyL, Ana Sánchez, ha explicado este lunes que su partido ha puesto en marcha esta semana una campaña de carácter regional destinada a impedir que la Junta saque adelante su plan de reforma de la sanidad rural.

Un plan, ha explicado la socialista Inma García, supondrá en Zamora el cierre de 266 consultorios médicos de los 414 existentes. A estos recortes de la Junta, ha dicho, solo sobrevivirán 148 consultorios, lo que no es nada más que otra forma de “ahorrar personal” y que médicos y enfermeras “puedan ser desviados a centros de salud de las zonas urbanas”.

Sánchez ha sido muy dura con una consejera de Sanidad a la que ha tildado de “sibarita” y de “desconocer totalmente la realidad del medio rural”.

La procuradora regional socialista ha anunciado una “ofensiva regional” del PSOE para frenar una reforma que consideran “un auténtico despropósito” que además cuenta con el rechazo de todos los sectores, a excepción, en el caso de Zamora, de los alcaldes del PP de Aliste que tienen “unas tragaderas infinitas” y que son incapaces de plantarse ante lo que los socialistas resumen como “un ataque el medio rural encaminado a cerrar y fusionar pueblos”.

El plan propuesto por la Junta, ha señalado Sánchez, “solo viene a consolidar los recortes” puestos en práctica por la administración regional estos años y viene a desmostar la “soberbia de una consejera de Sanidad” que no ha querido escuchar a los vecinos de los pueblos, a los sindicatos del sector sanitario, al colegio de médicos ni a las plataformas cívicas.