La viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Virginia Barcones, pidió hoy a la Junta de Castilla y León que deje “su indolencia e inacción” y ponga en marcha incentivos económicos y fiscales para el mundo rural.

Así lo señaló Barcones durante la defensa de una Proposición de Ley en la que reprochó al PP su rechazo cuando pretende perdonar a 815 castellanos y leoneses 180 millones de euros del impuesto de sucesiones y a los 900.000 habitantes del medio rural “nos niegan el pan y el agua”. “Esa es su política fiscal”, remarcó Barcones.

Según explicó en su intervención, la situación de Castilla y León es de “emergencia demográfica” y con “su inacción e indolencia” se está amenazando “con la nada” a “nuestra tierra” después de llevar 32 años “haciendo lo mismo” y obteniendo los “peores resultados”. “Nos van a hacer desaparecer si siguen así”, remarcó Barcones.

Por eso, defendió la PNL para abordar de manera global esta situación para aplicar de manera urgente bonificaciones, incentivos y políticas de apoyo a la actividad económica y el empleo en el medio rural así como crear un entorno favorable al emprendimiento y que contribuya a paliar las necesidades.

También, dijo, es “de justicia” compensar los costes de acceso a los servicios públicos, comerciales y otros bienes financieros o de ocio.