“Dos años y medio ha tardado el Viceconsejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León en comparecer en las Cortes autonómicas para responder a una pregunta formulada por los procuradores socialistas por Zamora, José Ignacio Martín Benito y Ana Sánchez sobre la reindustrialización de Benavente”, han reprochado hoy desde el PSOE. Concretamente la pregunta formulada decía: «¿Qué inversiones directas y específicas va a realizar la Junta de Castilla y León durante la presente legislatura para promover el desarrollo industrial en la comarca de Benavente?».

El Procurador del PSOE por Zamora, José Ignacio Martín Benito, ha reprochado al Viceconsejero la tardanza de la Junta en dar respuesta no sólo a la pregunta sino, sobre todo, a poner en marcha un Plan de Reindustrialización para la comarca de Benavente, una zona muy afectada por cierres de empresas y por un mayor impacto de las últimas crisis económicas.

El procurador recordó al Consejero que desde agosto de 2007 el grupo socialista ha venido insistiendo en las Cortes de Castilla y León de la necesidad de un Plan de reindustrialización de Benavente..

“En los presupuestos de 2018 no se contempló ninguna partida específica destinada al desarrollo industrial de Benavente, ni tampoco en este 2019, con lo que la legislatura terminará sin que la Junta hay invertido un sólo euro en el Plan de Fomento Territorial de Benavente”, critican.

A mediados de octubre de 2018 la Junta presentó el borrador al alcalde de Benavente y, finalmente, este mes de febrero ha arrancado la tramitación del  Plan de Fomento Territorial de Benavente, cuya previsión es que se publique en abril.

El Plan contempla la actuación y ampliación del Centro de Transportes y Logística de Benavente, en tres fases. El resto de las naves de logística de consumo y producción sería desarrollado por inversores privados.

A esta finalidad se destinarán fondos por importe de 7.360.000 euros durante el periodo 2019-2022, para financiar parcialmente las inversiones que se realicen en esta materia, con la siguiente distribución:

·         Junta de Castilla y León: 3.300.000 €

·         Ayuntamiento de Benavente: 3.060.000 €

·         Diputación de Zamora: 1.000.000 €

El Viceconsejero hizo autocrítica por no haber abordado antes un plan de reindustrialización. Martín Benito aunque agradeció esa autocrítica, lamentó que la Junta hubiera perdido diez años en reaccionar y en dar una respuesta a una ciudad como Benavente en la que el cierre de empresas disparó el desempleo y empujó a muchos ciudadanos a marcharse de su tierra.