«El PSOE se ha tomado muy en serio el cambio climático. Es hora de reconocer de verdad la Emergencia Climática. En Zamora, en España, en Europa y en todo el planeta. El cambio climático y sus consecuencias no es un problema local. No se trata de que Zamora o cualquier otro territorio esté más  o menos contaminado o sus niveles de CO2 estén por debajo de los límites de otros territorios. Se trata de una lucha conjunta y de verdad para frenar el deterioro irreversible del planeta, el efecto invernadero, el calentamiento global y sus consecuencias futuras» asevera la Secretaria de Medio Ambiente del PSOE de Zamora y Alcaldesa de Vallesa de la Guareña, Raquel Portilla.

«Se trata de luchar, también aquí en Zamora, en nuestros pueblos y en nuestras ciudades contra el aumento de la temperatura. Contra sus riesgos, sus impactos y sus consecuencias como la sequía, la erosión del suelo, la pérdida de vegetación, los incendios forestales o el deshielo».

Por ello, el PSOE de Zamora, al igual que lo ha hecho en el conjunto del territorio nacional, ha mostrado su apoyo al  «Estado de emergencia climática», medida adoptada por diversas entidades, ciudades y universidades como respuesta al cambio climático, una de las medidas que proponen varios activistas medioambientales y grupos ecologistas.

La presión ciudadana en la calle ha empujado a muchas instituciones a declarar la «emergencia climática»: en Parlamentos, ciudades y Gobiernos regionales que admiten la urgencia del problema mientras los niveles de CO2 marcan registros nunca vistos.

Durante los últimos días también se ha puesto de relieve que el planeta necesita un cambio del modelo alimentario para combatir la crisis climática después de que el IPCC, el grupo de expertos de la ONU, apunta a que solo el derroche de alimentos es responsable del 10% de todos los gases de efecto invernadero que produce el hombre.

Tal y como destaca la Secretaria de Medio Ambiente del PSOE de Zamora «la declaración no puede quedarse en un gesto de buenas intenciones. Es urgente tomar medidas reales para frenar el deterioro irreversible del planeta. Y para ello también es necesario que de manera urgente se forme un Gobierno socialista y de izquierdas en España que promueva leyes contra el cambio climático».

En este contexto Raquel Portilla ha querido poner en valor las reuniones mantenidas durante los últimos días por el Secretario General del PSOE y Presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, con representantes de organizaciones ecologistas, así como con diferentes colectivos movilizados contra la emergencia climática para profundizar en uno de los seis grandes ejes que el presidente propuso en su discurso de investidura: la transición ecológica».

Estas organizaciones le han pedido al presidente del Gobierno en funciones «que siga trabajando porque la agenda emprendida por el Gobierno del PSOE continúe siendo el centro fundamental de actuación y modernización de las políticas europeas, y de los grandes debates geopolíticos y de cooperación multilateral en Naciones Unidas».

Ante la emergencia climática, el PSOE se ha comprometido a actuar en todos los niveles: a nivel internacional, colocando a España a la vanguardia de esta causa; a nivel estatal, adaptando la normativa para combatir el calentamiento global; a nivel corporativo, impulsando alianzas público-privadas; y a nivel ciudadano, actuando para mejorar la conciencia de toda la ciudadanía con este problema. Además, el futuro Gobierno socialista pretende impulsar una estrategia de movilidad sostenible, la rehabilitación de 100.000 viviendas al año, la fiscalidad ambiental y una estrategia para hacer más sostenible el turismo. El PSOE también apuesta por regular zonas de bajas emisiones en todas las ciudades de más de 50.000 habitantes.

Entre las medidas que perfila el futuro Gobierno socialista Raquel Portilla ha destacado que el PSOE tiene en su agenda iniciar de inmediato la tramitación del proyecto de Ley de Cambio climático y transición energética, así como la implementación del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima y la Estrategia de Transición Justa, teniendo en cuenta las observaciones de la Comisión Europea. También la elaboración del resto de normas legales necesarias para favorecer que se traslade al precio de la electricidad la reducción progresiva del coste de las energías renovables, y se garantice la rentabilidad adecuada y el pleno desarrollo de la expansión de las mismas.

Otras de las medidas legislativas en las que trabaja el PSOE se centran en incorporar criterios ambientales en la fiscalidad, en las compras públicas o en el impulso de la aprobación de la Ley de plásticos de un solo uso, como parte de la Estrategia de Economía Circular, con el objetivo más amplio de aumentar la reutilización y el reciclaje de todo tipo de residuos, para alcanzar «residuo cero» en el horizonte 2050.

Es necesaria una profunda reorientación de la política del agua para anticiparse a los efectos del cambio climático y llegar a un acuerdo entre las diferentes fuerzas políticas y sociales para aprobar un Pacto Nacional del Agua.

«La salud de los océanos y de los ríos, la atención preferente al medio rural para incentivar la producción sostenible en el sector primario, la aprobación de una Ley de Movilidad Sostenible que fomente la electrificación del transporte y la reducción del impacto ambiental de las infraestructuras o el Pacto por la Industria, que incluiría una nueva Ley de Industria que permita la adaptación del sector a la globalización, a la transición ecológica y a la transición digital, son algunas de las cuestiones en las que también trabaja el PSOE en la lucha contra el cambio climático» ha subrayado Raquel Portilla.