El vicepresidente de la Junta Pro Semana Santa de Zamora mantiene una conversación telefónica con la Casa Real

El Rey Felipe VI ha mantenido este martes una conversación telefónica con los representantes de la Semana Santa de Zamora y Valladolid, para conocer la labor social que realizan y la repercusión que la crisis sanitaria ha tenido en la misma.

El secretario de la Junta Pro Semana Santa de Zamora, Rufo Martínez de Paz, ha trasladado al Rey la relevancia social que tiene la Semana Santa, en la que participan cada año más de 15.000 cofrades en las distintas hermandades.

De la misma forma, Martín de Paz le explicó la manera en la que las cofradías han intentado paliar la suspensión de los desfiles procesionales y el vacío que la situación ha dejado en los cofrades y en buena parte de los ciudadanos. Las cofradías, señaló, están organizando durante estos días actuaciones musicales desde ventanas y balcones para hacer llegar a los zamoranos el sonido de la Pasión. De la misma forma, son varias las bandas que han grabado piezas audiovisuales con algunas de las marchas más características de la Semana Santa de Zamora.

El secretario de la Junta pro Semana Santa le informó también que en la fachada del Ayuntamiento de Zamora se han colgado los reposteros de las diferentes Hermandades y Cofradías.

Martínez de Paz ha lamentado que el estado de alarma haya supuesto también la paralización de la firma del convenio público para la realización del nuevo Museo de la Semana Santa de Zamora.

De la misma forma, ha puesto sobre la mesa la realidad de las dieciséis cofradías que hay en la Semana Santa de Zamora, tres de ellas con la denominación de Reales Cofradías: Cofradía del Silencio, del Santo Entierro y Nuestra Madre de las Angustias.