Zamora ha sido una de las grandes protagonistas en el programa de MasterChef emitido este martes 4 de junio. La prueba de exteriores se ha realizado en la espectacular Plaza de la Catedral donde los seis aspirantes han tenido que cocinar para 60 ganaderos y agricultores de la zona.

Las cocinas de MasterChef han echado humo en la Capital Europea del Románico para ofrecer un menú compuesto por hummus de manzana asada con sesitos, steak tartar de ternera de Aliste, bacalao a baja temperatura con pimientos al carbón y nectarina al vino de Toro con helado de queso zamorano. Apetitosos manjares elaborados con productos típicos de la tierra y avalados por la marca Tierra de Sabor.

Los dos equipos han trabajado a contrarreloj a los pies de la majestuosa Catedral para conseguir acabar sus platos a tiempo y deleitar a los exigentes comensales entre los que se encontraba la Consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos.

Un menú que ha sido supervisado por los presentadores Samantha Vallejo-Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz, además de los reconocidos chefs zamoranos Pedro Mario Pérez y Óscar Pérez, dueños del restaurante El Ermitaño, ubicado en Benavente y galardonado con una estrella Michelin, quienes han ofrecido algunos consejos a los aspirantes.

La prueba de exteriores ha concluido con la valoración de los presentadores en los jardines del Castillo de Zamora.

Nervios, tensión y mucho sabor en una prueba en la que la ciudad de Zamora ha sido la gran ganadora al poder mostrar, una vez más, ante toda España sus encantos gastronómicos, arquitectónicos, culturales y artísticos.