El sacerdote Luis Santamaría deja el sacerdocio y lo hace porque se ha enamorado, según explicó él mismo a sus feligreses en el transcurso de las misas ofrecidas el pasado fin de semana en las parroquias donde ejerce su labor.  Sin embargo, asegura que no tiene ninguna intención de casarse ni ha fijado fecha alguna para una posible boda.

Luis Santamaría, nacido en la provincia de Zamora en 1982,  es un cura muy conocido no sólo por su labor pastoral en los pueblos de la provincia de Zamora sino también porque durante nueve años fue el responsable de comunicación de la Diócesis de Zamora. Además, su relevancia pública se ha visto reforzada tras participar en 2005 en la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas, a la que permanece vinculado desde entonces como secretario. Es el director de la Biblioteca que esta red tiene en Zamora, dedicada al estudio y a la investigación de todo tipo de fenómenos y movimientos relacionados con las sectas.

Luis Santamaría confirmó este sábado que deja el sacerdocio, una decisión que lleva «tiempo meditando» y que comunicó al obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, después de Semana Santa para dar tiempo a la diócesis a realizar una nueva distribución  de curas y cubrir las parroquias que deja vacantes. Ha sido “todo un proceso”, apunta,  y se comunicó lo antes posible a la autoridad eclesial ya que estaba al cargo de nueve parroquias en la provincia de Zamora y eso ha obligado a reestructurar el reparto de sacerdotes. Hace unas semanas el Obispado hizo pública la reasignación de parroquias y el traslado de párrocos apartando a Luis Santamaría de cualquier destino.

En la historia de Luis Santamaría figura también su pertenencia a la Sociedad Española de Ciencias de las Religiones (SECR), la American Academy of Religion (AAR) y la Asociación de Jóvenes Investigadores en Ciencias de las Religiones (AJICR). Ha sido también corresponsal para España e Iberoamérica de la International Cultic Studies Association (ICSA).

Santamaría precisó que, a partir de ahora, su intención «es dedicar mayor atención a la labor que desarrolla como investigador y divulgador de las sectas».

Santamaría se licenció en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca en el año 2007 y fue ordenado sacerdote un año más tarde.