El conocido como ‘tren madrugador’ ha cumplido hoy seis meses de funcionamiento. Medio año con un relativo éxito de público pero con la reivindicación constante de los usuarios para que la línea sea declarada servicio público y se catalogue el trayecto entre Zamora y Madrid como Avant.

Los usuarios quieren que al igual que ocurre en provincias cercanas como Segovia, Valladolid y Salamanca, el tren a Madrid tenga bonos descuento y tarifas más asequibles que hagan más económicos los billetes y no tengan que depender de ofertas puntuales.

En Internet, en la plataforma change.org, sigue abierta una recogida de firmas en este mismo sentido.