Comienzo de la segunda vuelta para un Caja Rural obligado a reaccionar si quiere evitar el descenso de categoría. Trece finales que dan su pistoletazo de salida en Gijón ante un rival irregular capaz de lo mejor y de lo peor. Seis victorias en siete partidos como local le avalan como uno de los equipos más complicados de batir en su feudo en donde se crece con el apoyo de su público. Tarea complicada para la que se ha concienciado el conjunto zamorano que buscará dar la sorpresa y obtener su primer triunfo como visitante. El Noxtrum Gijón Basket es un conjunto con mucha veteranía que sabe gestionar a la perfección el tempo de los partidos y es muy complicado de batir en encuentros con marcador igualado. Depende mucho de sus convocatorias ya que no siempre dispone de todos sus efectivos debido a incompatibilidades laborales. Generalmente ese problema es mucho menor cuando ejerce de anfitrión por lo que la tarea de la victoria será más complicada si cabe. Sus hombres más destacados hasta la fecha son Alex Rubiera, un killer con experiencia; Fernández Noval, un ala-pivot dominante que hizo muchísimo daño a los cajeros en el partido de ida y Jorge Escapa que está cuajando una buena temporada. Pero ellos son solo la punta de un iceberg de un plantel de muchos kilates y gran experiencia.

Los zamoranos, que ya podrán contar con sus dos nuevos refuerzos, viajan con la necesidad de empezar a sumar y confían en encontrar la versión más irregular de su rival para que sus opciones de triunfo aumenten. La confianza a pesar de los resultados adversos continúa intacta y la moral por la llegada de nuevos efectivos también ha crecido.

Juanma Robles y Xabi Zubeldía continúan siendo baja pero se desplazaran con sus compañeros para darles los ánimos necesarios para tratar de redondear la empresa de la victoria. Completará la convocatoria Juan Colino que ya tuvo su estreno anotador en el último partido y que cada día va a más.

Además de las bajas confirmadas hay varios jugadores tocados aunque se espera que puedan ser de la partida. Fabio Valdivia arrastra molestias en el talón de Aquiles desde hace un par de semanas. Kilian Riverol y Aleix Pujadas tampoco han podido entrenar con normalidad pero salvo imprevisto de última hora estarán a disposición del técnico local.

Una victoria para empezar la segunda vuelta sería una enorme inyección de moral para un equipo necesitado de buenas noticias en forma de triunfos.