El Zamarat sigue luchando por la permanencia en este tramo final de la temporada regular. La próxima parada en este viaje por la Liga Femenina es Valencia, un equipazo que se lo pondrá realmente complicado a las naranjas.

El objetivo del conjunto dirigido por Fran García es lograr una nueva victoria para afianzar aún más la clasificación y seguir poniendo distancia con los equipos implicados en el descenso. “Conseguir un triunfo es importante, pero tenemos claro que la salvación matemática se consigue con dos victorias de los cuatro partidos que quedan y esa es nuestra meta para no tener que depender de otros rivales”.

Paradójicamente, los rivales más sencillos que le quedan a Zamarat son los equipos a los que tiene que visitar a domicilio, como Cáceres y Bembibre. Las rivales más fuertes serán los que visiten a Zamarat en el Angel Nieto, como Cadi y Valencia. “En el deporte nunca se sabe, y aunque son equipos muy potentes, es factible que demos una sorpresa mañana o en cualquier otro de los partidos que restan”.

Afortunadamente, el equipo pasa por un buen momento físico y deportivo. Las jugadoras tienen la moral alta después de dos victorias y las nuevas incorporaciones hacen que una rotación de 10 jugadoras haga más fácil mantener un ritmo de juego alto. “Mañana tienen que ser duras en defensa, solo así tendremos nuestras opciones” señaló García.