“De final en final”, así hasta que termine la temporada. La jugadora Marta Montoliu y el técnico naranja Angel Fernández coincidieron este jueves a la hora de señalar que todos los partidos de temporada que le restan al club son auténticas finales en las que el equipo se juega nada más y nada menos que la permanencia en Liga Femenina.

Para Montoliu, el equipo ya se ha repuesto del varapalo que supuso la derrota ante Lugo y acude a enfrentarse con Araski “con la sensación” de que se puede ganar a pesar de la entidad del rival.

Para la jugadora naranja, la clave del partido en tierras vasas no puede ser otra que “defender bien, y no tener lapsus que nos dejen fuera del partido”.

Para el técnico local, la victoria ante Araski también pasa por la defensa y, sobre todo, porque las jugadoras naranjas sean capaces de frenar el juego de Araski, siempre muy fluido y con muchas variantes técnicas.

Por el momento, y aunque la situación es desesperada, Fernández se muestra más que satisfecho con las jugadoras. “Nunca las he visto bajar los brazos, nunca se han rendido”, señala. Con esa actitud, explica Fernández, las victorias  han de llegar. “Son unas jugadoras superprofesionales que no necesitan que nadie les diga los errores que cometen”. Advierte el técnico, para pedir apoyo al equipo.

Con respecto a Araski, dice, “es un partido ganable” si Zamarat es capaz de jugar al cien por cien de sus posibilidades.