Las naranjas recibían esta tarde en el pabellón Ángel Nieto a un potente Gernika, que se presentaba como un rival duro de batir. Un difícil choque contra una de las mejoras plantillas de la Liga del que las zamoranas han salido derrotadas por 40-73.

Las de Fran García mantuvieron el tipo durante los primeros minutos del encuentro, llegando al descanso con un 11-13. Sin embargo, las zamoranas fueron perdiendo intensidad a lo largo del partido llegando al descanso con un 23-36.

El tercer tiempo siguió del lado de las de Gernika que pusieron más distancia en el electrónico con un 31-55. Las vascas siguieron anotando y mostrando su versatilidad para llegar al final del partido con una cómoda ventaja de 40-73.