El CD Zamarat está de nuevo en el mercado en busca de refuerzos. Este viernes, el entrenador naranja, Fran García, confirmó que los responsables de la entidad sondean estos días a las jugadoras susceptibles de poder reforzar la plantilla. Se busca con cierta urgencia una pívot que pueda sustituir a Tamara Seda, lesionada y que no volverá a jugar con el club naranja en lo que queda de temporada.

Con las limitaciones de plantilla que mantienen al Zamarat muy limitado en su potencial, el partido ante Girona se presenta casi como una misión imposible. Hasta Fran García considera que la victoria ante las catalanas es casi una quimera, aunque puede venir bien para seguir trabajando al equipo y preparándolo para lo que viene después, el tramo final de una Liga en el que el Zamarat se enfrentará a equipos de similar potencial. Para García, “hay que ser realistas” y ser conscientes de que el club cuenta con solo ocho jugadoras, y eso contando con que una de ellas es Laura Quevedo que lleva entrenándose apenas cuatro días tras dos semanas de parón.

Las catalanas por su parte, vendrán a Zamora con el objetivo claro de conseguir la victoria y, sobre todo, aprovechar el delicado momento por el que atraviesa el Zamarat, que la semana pasada vio como perdía a Celia García y a Tamara Seda, lesionada en un menisco.