El Zamora CF recibirá el próximo domingo en el Ruta de la Plata, a partir de las cinco y media de la tarde, a la SD Almazán. Un partido con el que los rojiblancos tratarán de olvidar la derrota sufrida el pasado fin de semana en La Eragudina imponiéndose al conjunto soriano.

El técnico rojiblanco, David Movilla, ha hecho este jueves balance de lo ocurrido el pasado fin de semana y de las expectativas de cara al próximo domingo. En primer lugar, puntualizando que “nunca apela a la suerte cuando habla de una victoria o una derrota”, en relación a unas declaraciones publicadas por una agencia de noticias con las que no se sentía para nada identificado y también se refirió a las opciones del equipo para mejorar. Sobre esta cuestión, añade el míster, “lo primero que hemos hecho ha sido enfocar ese resultado como una posibilidad de mejora. Las derrotas no son buenas o malas, las podemos hacer buenas o malas. El énfasis que tiene esta plantilla es hacer de esta situación algo positivo. A nivel de duelos en la segunda parte el Astorga se impuso a nosotros de una manera clara. En la primera parte, sin hacer un gran partido, fuimos superiores al Astorga. El marcador así lo evidenciaba y también el número de ocasiones, creamos cuatro frente a las dos de ellos. En la segunda mitad tuvimos las mismas ocasiones, pero ellos saben materializar más. Objetivamente ese es nuestro análisis, sin entrar a valorar las cuestiones tácticas”.

Respecto al rendimiento de los jugadores, Movilla no siente que haya habido relajación tras las goleadas  porque se trata de “un conjunto maduro y reflexivo” y añade que golear en dos jornadas en casa ha sido la excepción. Tengo la sensación de que hemos tenido que sudar todos los partidos hasta el minuto 95. El sentir general que tenemos es que hay que luchar mucho para ganar. Han sido dos goleadas relativamente sencillas y han podido confundirnos de manera inconsciente. Eso quizás te hace no tener el mismo nivel de alerta. Espero que tras esta derrota ese nivel de alerta vuelva donde estaba”.

Sobre el próximo rival, el Almazán, apunta el técnico rojiblanco que tiene varias virtudes “pero no creo que sea un equipo defensivo, que venga a cerrarse. Llama la atención que gane más fuera que en casa. Vi el partido de ida y el encuentro tuvo fases. Pudieron ganar con un gol anulado y el Zamora al final también pudo llevárselo. Juegan bien al fútbol y si no manejamos bien todos los registros no ganaremos”.

Consciente del escaso margen de error y a pesar de que no se está fallando mucho, reconoce Movilla que “la Arandina, la Segoviana, Numancia B van a llevar la liga a puntuaciones muy altas. Tenemos la certeza de que hay que hacer una liga extraordinaria para ser campeones”.

Al ser preguntado sobre el nuevo fichaje, considera el entrenador del Zamora CF que requiere adaptación, dado que “las incorporaciones a lo largo de temporada suelen pagar un peaje de adaptación al ritmo, a los hábitos competitivos o a las cuestiones tácticas y trataremos de agilizarlo. Entiendo que la masa social quiera ver a las nuevas incorporaciones cuanto antes, pero tenemos que analizar qué es lo idóneo para el equipo”

Dani Hernández: ”Una derrota sirve para aprender y corregir errores”.

En sala de prensa, el jugador rojiblanco hizo una valoración de la semana de trabajo y de la situación del equipo tras el 2-1 frente al Astorga. Por delante han tenido siete días en los que han hecho lectura y subraya que “una derrota sirve para aprender y corregir errores y después de lo del domingo, hemos tomado nota, estamos esperando a la siguiente jornada para dar una alegría a nuestra afición”.

Una vez visualizado el pasado partido y tras analizarlo a conciencia explica Dani que “fue un encuentro muy disputado, se están generando muchas ocasiones, intensidad no nos falta pero el otro día tuvimos que meter alguna más. Somos conscientes de que esta es la línea a seguir, no vamos a volvernos locos cambiando cosas tras veinte partidos sin perder”.

Respecto al rival de la próxima jornada, el Almazán, comenta Dani que “en la ida nos plantó cara y nos complicó mucho las cosas. Empatamos a cero, tiene buenos jugadores y somos conscientes de la dificultad, pero tenemos que ganar y sumar los tres puntos porque jugamos en casa”.