El Zamora vuelve a empatar por segundo partido consecutivo ante un Becerril que luchó hasta el final por la victoria. Con este empate a 1, los zamoranos siguen lideres con mucha ventaja sobre la Segoviana, pero con una pequeña mala racha, algo que no había ocurrido en toda la temporada.

Movilla, que celebraba hoy su 40 cumpleaños, salió con Zotes y Rubiato en punta, diseñando un equipo para balones largos a los dos de arriba. Ese tipo de jugo tuvo sus resultados en el minuto 7, cuando en un saque lateral le cae del cielo a Asiel para, de volea, poner el 0-1 en el marcador. Hubo más oportunidades para que el Zamora aumentara la ventaja, pero no logró percutir la meta palentina. Tanto perdonó el Zamora que ocurrió lo que suele ocurrir, que el Becerril fue viniéndose arriba poco a poco. Y llegó el gol en el momento más inoportuno, cuando más daño hace, en el minuto 45. Una falta que no logra despejar bien la defensa le cae a David que, de chilena, hacía el empate.

En la segunda parte, los zamoranos fueron de más a menos, comenzando encerrando al Becerril en su área y acabo casi pidiendo la hora, con los palentinos que, lejos de poner el autobús, le jugó de tú a tú al Zamora. Al final, las incorporaciones de Sergio García y Valentín ayudaron a los visitantes a anotar el gol de la victoria y el empate se hizo definitivo, entre la fiesta del Becerril y la desolación de los zamoranos.