El MMT Zamora ha empatado este sábado en el Angel Nieto ante un Antequera que en la mayor parte del partido se mostró superior. Los pistacho remontó un partido que perdía de 7 goles hasta empatar a 30 un encuentro que se puso muy cuesta arriba desde los primeros minutos.

El partido empezó con el MMT Zamora muy flojo. Los malagueñas rompían con una facilidad pasmosa la defensa local, mientras que en ataque los de Leo Alvarez se mostraban poco precisos.

El mal juego hizo que viejos fantasmas del pasado volvieran a pasearse por la cancha del Angel Nieto. El Antequera machacaba a los pistachos sin piedad para ponerse en el marcador con un contundente 10 a 17.

La suerte estuvo esta vez con los jugadores del MMT que maquillaron el resultado final del primer tiempo con un 14 a 18 que dejaba las cosas un poco menos negras.

En la segunda parte el Antequera volvió a destrozar la defensa local. Los goles caían uno tras otro y el MMT no daba con la tecla para frenar la sangría.

Sin embargo, mediada la segunda parte el orgullo y la casta del equipo zamorano, apoyados por un pabellón que volvió a gritar como nunca, hicieron posible que el conjunto local poco a poco fuera recortando diferencias hasta logar un inesperado empate parcial a 26 a falta de diez minutos para el final.

Empujados por la grada y con el ánimo de nuevo por las nubes el equipo pistacho lucho por la victoria ante un Antequera que no se rindió y que en ningún momento acusó la remontada. Decisiones finales más que discutibles de los árbitros terminaron por desquiciar al conjunto pistacho que ya solo fue capaz de aguantar el marcador y llevarse un empate a 30 que sabe casi a gloria.

Huix con seis goles, Ceballos con cinco y Ramiro Martínez con cuatro fueron los máximos goleadores en el equipo pistacho. Se echó esta vez en falta la aportación de Octavio y Jortos, que no tuvieron su noche de cara a portería.