A lo largo de este mes de julio se conocerá quien realizará el proyecto de reforma del mercado de abastos, según la estimación realizada este lunes por el concejal de Comercio, Christoph Strieder.

Esta misma semana se podrían abrir las propuestas de los estudios de arquitectura que participan, que manera que en dos o tres semanas se realizaría el informe técnico para determinar las características que ofrece cada uno de ellos y hacer posteriormente la adjudicación del proyecto.

De manera, paralela, precisa Strieder, se pondrá en marcha el proceso para adjudicar las licencias a los vendedores que lo soliciten y que están caducadas desde hace casi 20 años. Esa, dijo, es también una de las causas del deterioro de la actividad del mercado de abastos.

Poner en marcha la nueva adjudicación de licencias permitirá, también, tener una aproximación de los puestos que se necesitarían en el nuevo mercado.

La rehabilitación del mercado de abastos incluye tanto el edificio como el entorno, con una nueva reordenación del tráfico y de la zona de aparcamiento.

Strieder señala que todavía está por decidir qué se hará con la actividad de venta durante el periodo de ejecución del proyecto. Será algo, dice, que se consultar con los vendedores.