El disparo de las bombas reales ha dado el pistoletazo de salida a la Cabalgata de Reyes Magos en Zamora. Puntuales, el cortejo que acompaña a Melchor, Gaspar y Baltasar ha iniciado su recorrido por las calles de Zamora.

Un vistoso cortejo inundado por la tradición y la historia en el que no han faltado los carteros reales, los astrólogos y sabios siguiendo la estrella de Belén, los carboneros con sus carros de dulces, los heraldos a caballo… un séquito real que anunciaba a cada paso la llegada más importante, la que cada año se produce en la tarde del 5 de enero: la visita de los Reyes Magos.

Miles de niños y niñas se han echado a las calles para verlos pasar y llenar sus bolsillos de piruletas que han vuelto a ser entregadas en mano, como ya es costumbre desde hace años en la ciudad de Zamora.

Esta vez sí, los zamoranos y zamoranas, han podido disfrutar, aunque con un tiempo frío del recorrido de la Cabalgata de Reyes Magos. Una tarde festiva, de nervios, magia e ilusión que precede a la gran noche en la que Melchor, Gaspar y Baltasar visitarán las casas para dejar sus mejores presentes.