España Duero ha presentado hoy su informe de previsiones económicas para el último trimestre de año y 2018. En el documento, la entidad bancaria prevé un crecimiento de la actividad económica en la provincia del 2,5%, una cifra idéntica a la prevista para el conjunto de la comunidad.

Por encima de Zamora en esta estadística se situarán provincias como Soria y Segovia, donde está previsto un crecimiento del 3%. Zamora igualará a Valladolid.

Según EspañaDuero, la provincia de Zamora ha experimentado el mayor descenso relativo de la región en población mayor de 16 años (-1,3%), por la caída observada en la población inactiva (-5,5%), mientras que los activos han aumentado un 2,8% en términos interanuales. Este aumento de la población activa coincide con un avance del empleo, de forma que la provincia de Zamora ha registrado uno de los mayores aumentos relativos del número de ocupados de la región, con una tasa interanual en el segundo trimestre del 7,3% (1,5% en Castilla y León), la tasa más elevada observada desde el tercer trimestre de 2014, debido los incrementosobservados en los sectores construcción y servicios (9,3% y 10,9%, respectivamente), ya que el empleo agrario ha descendido un 4,0% y el industrial se ha mantenido estable.

Por su parte, el número de parados ha disminuido un 15,9%, por lo que la tasa de paro (16,1% en el segundo trimestre) ha descendido 3,6 p.p., caída más acusada que la observada en el conjunto de Castilla y León (-1,8 p.p.). Respecto a la tasa de actividad, esta ha experimentado un aumento interanual de 2,1 p.p., aunque sigue siendo una de las más bajas (52,7%) de la región, (55,1%).

La actividad inmobiliaria ha mostrado un notable dinamismo, con un aumento interanual de las compraventas de viviendas del 20,3% en los siete primeros meses de 2017, la tasa relativa más elevada de la región (10,8%). Este comportamiento positivo se ha debido al aumento de las compraventas de viviendas usadas (23,9%), mientras que las de viviendas nuevas han descendido un 22,0%. Pese a este avance, el número de hipotecas concedidas sobre viviendas ha descendido un 0,3% en el primer semestre de 2017, respecto al mismo periodo del año anterior (2,6% en la región), descendiendo, igualmente, el importe suscrito (-2,9%). Desde el punto de vista de la inversión pública, el importe total licitado en la provincia (42,7 millones de euros en el acumulado enero-julio) ha aumentado un 39,9%, respecto al mismo periodo de 2016, por el aumento del importe destinado a obra civil (41,4 millones de euros; 45,4% en términos interanuales), mientras que la licitación en edificación ha descendido (-35,9%).

De otra parte, el valor tasado de la vivienda libre en la provincia (863,9 euros/m2) ha caído un 5,6% en el segundo trimestre respecto al mismo periodo del año anterior (-1,7% en Castilla y León), siendo del 1,0% el descenso en términos intertrimestrales.

Con relación a los principales indicadores de demanda, la matriculación de vehículos ha mostrado una trayectoria dispar en la provincia de Zamora, ya que en el caso de los turismos las matriculaciones han experimentado un incremento interanual del 0,9% entre enero y agosto, mientras que en el segmento de vehículos de carga han disminuido un 5,6%. Sin embargo, la demanda exterior ha registrado un importante dinamismo, con un aumento interanual del valor exportado del 35,0% en el primer semestre, la tasa relativa más elevada de la región, donde ha descendido un 4,8%, aunque en términos reales ha registrado un descenso del 2,8%, lo que denota el efecto del aumento de precios. Este aumento de las ventas al exterior coincide con el fuerte incremento en las exportaciones de bienes de equipo y del sector del automóvil, siendo más moderado en el caso de las ventas de alimentos y semimanufacturas, que suponen conjuntamente casi el 70% del valor exportado por la provincia. Por su parte, las importaciones han aumentado un 14,8% (7,9% en Castilla y León).

La actividad turística ha crecido a menor ritmo que en el conjunto de la región. Así lo reflejan los indicadores de demanda hotelera, creciendo los viajeros alojados en establecimientos hoteleros un 2,2% (3,1% en Castilla y León) y elevándose al 4,2% en el caso de las pernoctaciones (4,8% en Castilla y León). Este avance está relacionado con un aumento tanto de la demanda nacional como extranjera, y aunque la primera tiene un mayor peso sobre el total de viajeros (87,6%), el incremento relativo de la segunda ha sido más acusado (0,3% y 18,1%, respectivamente).

En cuanto a la dinámica empresarial, en el acumulado enero-julio la creación de sociedades mercantiles ha descendido respecto al mismo periodo del año anterior (-9,9%), mientras que su capital ha aumentado un 6,2%. Ante un descenso de las sociedades disueltas (-6,3%), el índice de rotación (disueltas/creadas) ha aumentado 1,6 p.p. en los siete primeros meses del año, hasta situarse en el 41,3%, uno de los más altos de la región, donde en promedio se ha situado en el 31,7%.

Compartir