Durante la jornada de hoy técnicos especialistas del  sector se han dado cita en Hinojosa de Dueropara calificar la añada 2018 de la Denominación de Origen Arribes, concretamente  en las instalaciones de La Posada Real Quinta de la Concepción ubicada en la confluencia del río Huebra con el río Duero, en pleno corazón del Parque Natural Arribes del Duero, declarado Reserva de la Biosfera.

Directores técnicos de las diferentes denominaciones de origen de la región, miembros de las Asociaciones de  sumilleres de  Salamanca y Zamora, técnicos de la Estación Enológica de Castilla y León,  representantes de las Academias de gastronomía de Zamora y Salamanca y  de la Ruta del Vino Arribes y de la Junta de Castilla y León en Salamanca, así como los enólogos de las bodegas inscritas en la D.O. ARRIBES y de la vecina Portugal, han catado, analizado y valorado 12 muestras de los diferentes tipos de vino concretamente 1 blanco joven, 2 rosados ,3 tintos jóvenes,6 tintos en diferentes tiempos en barrica de las variedades malvasía para los blancos y juan garcía ,rufete, tempranillo, bruñal, mencía  y syrah para los tintos.

En la campaña de vendimia de 2018, las 270 hectáreas de viñedo inscritas en el registro del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Arribes produjeron 809.229 kg de uva con una vendimia caracterizada por la gran cantidad de precipitaciones durante el periodo primaveral y la tardía presencia de las altas temperaturas al inicio del verano. El inicio y duración de la vendimia se  mantuvo en la media de los últimos años. La sanidad y calidad del fruto recepcionado en las distintas bodegas y cooperativas, a pesar de todo, fué excepcional, lo cual nos está aportando vinos  singulares y de gran calidad.

En la actualidad se encuentran registrados 178 socios viticultores. Se cuenta con diecisiete bodegas inscritas en las provincias de Salamanca y Zamora.

El resultado oficial de la calificación para la añada 2018 lo hizo público Juan Andrés Blanco Rodríguez, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Arribes, poniendo en valor la profesionalidad de los catadores, así como la identidad y percepción positiva de los vinos, y terminando con un  mensaje  apoyando a bodegueros y viticultores de la D.O. Arribes animándoles a seguir el camino tan magníficamente trazado a lo largo de estos años.