La Concejalía de Comercio del Ayuntamiento de Zamora ha comenzado una nueva campaña de animación comercial en el Mercado de Abastos, de cara a las Navidades, con actividades musicales y degustaciones de productos artesanales y de calidad.

Los actos han comenzado este sábado 1 de diciembre con la actuación del mago zamorano Julito Rapado y su espectáculo de «Magia Cómica» en dos sesiones, que se han desarrollado entre las 11:30 y las 12:15 en la planta alta, y entre las 12:45 y las 13:30 horas en la planta baja del Mercado.

El viernes día 7 comenzará la música con el Trío Berdión que ofrecerá un repertorio de música clásica y el día 15 de diciembre actuará el grupo de rock Greenblues. El ciclo concluirá el día 22 de diciembre con una actuación de jazz a cargo del Trío Funkele, para animar el día de la lotería y la jornada comercial por excelencia en la que se realiza el mayor volumen de compras de productos alimenticios para la Navidad.

El programa musical está coordinado por la soprano zamorana Conchi Moyano. Además, las actuaciones musicales se complementarán con degustaciones de determinados productos tradicionales, artesanales y de calidad en las que podrán participar todos los clientes que esos días visiten el Merado de Abastos para realizar sus compras.

Asimismo, como complemento de esta campaña, el Mercado Ecológico mensual que se celebrará el sábado día 15 en la plaza de la Constitución, ofrecerá también un programa de actividades para niños, aprovechando el periodo de vacaciones escolares «con el fin de ir concienciando también a los más pequeños sobre la ecología y la sostenibilidad». Según el concejal Cristoph Strieder, con esta campaña se pretende no solamente “animar la actividad comercial del mes de diciembre y de cara a las compras de Navidad, sino también recordar a los zamoranos que el Mercado de Abastos sigue siendo un referente social y cultural de la ciudad de Zamora, en el que se ofrecen productos con garantía de calidad a unos precios razonables y donde aún se mantiene el trato directo y amable entre comerciante y cliente como marca distintiva del Comercio Tradicional Zamorano”.