El paro se ha mantenido prácticamente inalterable a lo largo del mes de noviembre en la provincia de Zamora.

La estadística, publicada hoy por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, refleja tres parados menos, un 0,03%. La lista de desempleados está integrada por tanto por 10.976 personas.

El sector servicios es el que acumula mayor número de desempleados, cerca de 7.500, seguido de quienes no tenían empleo anterior. El resto de los sectores, agricultura, industria y construcción, se sitúa entre los 800 y los 900 parados.

En cuanto a la variación interanual, el paro se redujo en un 7,1% en la provincia, lo que implica 842 parados menos.

Los sindicatos ponen el énfasis en dos aspectos, la pérdida de casi 1.200 contratos, una reducción que afecta incluso a los contratos temporales, y la bajada en más de 400 de afiliados a la seguridad social en todos los sectores. Esta situación evidencia, según explica Antonio Salvador, del sindicato Comisiones Obreras, el «estancamiento» de la actividad económica en la provincia de Zamora. «Lo único bueno es que no aumenta el paro pero los datos ponen de manifiesto la debilidad de la actividad económica porque si no hay contratos y baja la afiliación a la seguridad social, lo único que podemos decir es que, desde el punto de vista económico y laboral, Zamora no se mueve».