Uno de ellos se confirma que ha sido intencionado

Grisuela volvía a ser este pasado sábado víctima de las llamas. Un fuego intencionado, tal y como ha confirmado la Consejería de Medio Ambiente movilizaba medios áereos y terrestres.

En concreto, acudían hasta el término municipal perteneciente a Rabanales tres agentes medioambientales, el helicóptero con base en Villardeciervos, una cuadrilla de especialistas en la lucha contra incendios forestales, un bulldozer, dos autobombas, dos cuadrillas de tierra y una dotación de bomberos de la Diputación Provincia de Zamora.

Tras unas dos horas de labores de extinción, el operativo lograba extinguir las llamas que calcinaron mil metros cuadrados de matorral.

En Moral de Sayago también fue necesaria la intervención de tres agentes medioambientales, una autobomba, una cuadrilla nocturna, una cuadrilla de tierra y una dotación de bomberos de la Diputación. Gracias a sus trabajos, el fuego que se inició a las nueve y media de la noche, era extinguido a las tres horas de la madrugada.

El incendio forestal que ha arrasado 1,60 hectáreas de de pasto se ha debido a una negligencia.