El secretario general del PSOE Zamorano, Antidio Fagúndez, ha sido esta tarde especialmente contundente a la hora de condenar lo que definió como el “asalto violento” de la sede del partidos socialista en la capital por un grupo de alcaldes y concejales afines a Tomás del Bien. “Han venido a enfrentar con violencia física a coartar las decisiones democráticas que se toman en el partido socialista con la palabra” ha señalado Fagúndez.

El líder de los socialistas zamoranos recordó que su ejecutiva lleva más de año y medio trabajando para conseguir el gobierno de la Diputación Provincial, algo que ahora queda en peligro por la actitud de Del Bien y sus seguidores.

Fagúndez ha recordado que el lunes de la semana pasada se le comunicó que no iba a ser el diputado provincial y que fue el propio Del Bien el que les comunicó que no se iba a presentar, cosa que luego no hizo al presentarse por dos veces a la Diputación. Ha recordado además que Del Bien les comunicó que prefería ser expulsado a dejar su acta como diputado.

El secretario general de los socialistas ha denunciado también el intento de “torpedear” el trabajo realizado por la ejecutiva para forjar una alianza con Ciudadanos e IU en la Diputación y ha asegurado que el candidato a la presidencia lo decidirá la ejecutiva provincial. En ningún caso, ha señalado Fagúndez, “la idea es hacer presidente de la Diputación al diputado de Ciudadanos” dado que es el PSOE el que cuenta con más diputados.

Con respecto a lo ocurrido en la sede este lunes, Fagúndez ha explicado que los “insultos, las amenazas y las actitudes violentas” serán trasladadas a la Federal para que tome medidas disciplinarias.

Con respecto a las razones para no permitir que Del Bien sea diputado provincial, Fagúndez ha subrayado que “lleva año y medio menospreciando al PSOE y cuestionando sus decisiones, eso significa que ha infringido los estatutos y las normas internas”.