El jurado de la V Edición del Premio Memoria de la Emigración Castellana y Leonesa, convocado por la Junta de Castilla y León y el Centro de Estudios de la Emigración de la UNED de Zamora, ha presentado este viernes a los ganadores de un concurso al que se han presentado 35 trabajos llegados de emigrantes o familiares de emigrantes de todo el mundo.

El premio al mejor relato autobiográfico ha recaído en el trabajo ‘Mi padre, Fernando Martín, emigrantes entre Quintanar de la Sierra y Stockach’, de Sagrario Martín, que recoge las peripecias que sufrieron muchas familias que emigraron al centro de Europa en la segunda mitad del siglo pasado.

El premio al mejor epistolario es para el trabajo titulado ‘Las cartas de una mujer zamorana’ recopiladas por su hijo, Jorge D’Amato, por reproducir los efectos de la emigración a Argentina en una familia de la Castilla rural.

El premio para la mejor colección de fotografías ha sido para el trabajo ‘Imágenes y recuerdos del emigrado burgalés Bernardo Bergado Noceda y la familia que creo en Cuba’. Se trata de una colección de 80 imágenes que recoge desde su salida de Frías, en Burgos, hasta su establecimiento en Cuba.

Por último, el galardón para el mejor trabajo audiovisual es para el trabajo titulado ‘ Entrevista a Soledad Lázaro Villaverde’, de Enrique Gallego Lázaro, merecedor del premio por la estructura y complejidad de la entrevista.

Según ha explicado el responsable de la UNED y de centro de la emigración de Castilla y León, Juan Andrés Blanco, el premio para todos los premiados consistirá, primero, en ver su trabajo publicado en un volumen en el que se recogen los 35 trabajos presentados a este premio. Además, están invitados a asistir, a expensas de los organizadores, al congreso sobre emigración que Zamora acogerá a mediados del mes de mayo..