El derribo del edificio Feria 11 sigue su curso. Con una precaución extrema, debido a las dimensiones del inmueble y ahora del crítico estado en el que se encuentra, las máquinas siguen desmenuzando casi ladrillo a ladrillo un edificio que tiene, según los cálculos del Ayuntamiento, que estar reducido a escombros a lo largo del fin de semana.

Este sábado, el Ayuntamiento ha optado por cortar el tráfico en la Avenida de la Feria para permitir que las máquinas trabajen con mayor comodidad y para evitar posibles daños a personas o vehículos en la zona.

A pesar de las horas transcurridas, el inmueble sigue mostrándose imponente y han sido cientos de los curiosos que se han desplazado hasta la zona para ver los trabajos de derribo, espectaculares en algunos momentos debido a la altura del inmueble.