La FeSP-UGT de Zamora ha manifestado este viernes 15 de marzo su desacuerdo con la nueva ley para dotar de carrera profesional a los empleados públicos, tal como apuntaba su Secretario General, Francisco Estravís.

El sindicato ha criticado que la ley aprobada por el Partido Popular y Ciudadanos “no ha sido negociada previamente, como establece la ley del Estatuto Básico del Empleado Público” planteando la posibilidad, tal como apuntaba Estravís, “de recurrir esta norma ante los tribunales”.

Algunos de los puntos con los que el sindicato no está de acuerdo son los siguientes:

  • Que no se contemple una convocatoria extraordinaria, por lo que los empleados públicos de mayor edad tendrían muchas dificultades para alcanzar el grado de carrera profesional que les correspondería por sus méritos.
  • Que no sea una carrera profesional igual para todos los empleados públicos, por ejemplo, los fijos discontinuos, al no entrar en una ponderación, no queda garantizado su acceso a la carrera profesional en las mismas condiciones que el resto.
  • Que al personal docente se le obligue a elegir entre los sexenios, establecidos por una carrera de ámbito estatal, o la carrera profesional.

Estravís también ha aprovechado para recordar a la Junta de Castilla y León que “no se han olvidado de la jornada de 35 horas”. El sindicato ha exigido al gobierno territorial lo mismo que reclamaron en la manifestación del pasado 13 de marzo en Valladolid ante la Consejería de Economía y Hacienda y ante las Cortes autonómicas, la aplicación inmediata de las 35 horas. “El techo de gasto está dentro de lo previsto, al igual que la deuda y el déficit público, por lo que queremos que se implanten las 35 horas ya, al cumplirse la normativa al efecto”, ha apuntado el secretario general de la FeSP-UGT.