Directivos de Gadis se mostraron este miércoles satisfechos de haber conseguido finalmente sacar adelante un punto de venta, el más grande de Castilla y León, que va a permitir mejorar la oferta comercial de toda la comarca de Benavente y, aunque se abre al público mañana jueves, tiene tras de si una larga historia.

Una amplia representación del equipo humano de la empresa asistió este miércoles a la inauguración del hipermercado de Benavente. El presidente-consejero delegado, Roberto Tojeiro Rodríguez, manifestó su satisfacción por la apertura de este establecimiento, que supone la creación de 54 empleos directos en Benavente, y se congratuló de contribuir al desarrollo de Benavente y Los Valles. Además, apuntó que este proyecto es el resultado de “una historia de lucha, un éxito de los ciudadanos en su empeño por el desarrollo de la comarca”.

Intervinieron, además, el delegado de Gadis en Castilla y León, José Daniel Posadas, que recordó la historia de un proyecto que empezó a fraguarse en el seno de la compañía en el año 1998 y que se ha topado a lo largo de estos años con numerosas dificultades que, sin embargo, no han restado vitalidad a la iniciativa.

Recordó que Gadisa ha abierto en Castilla y León 14 tiendas en los últimos tres años, lo que le ha permitido incrementar el número de trabajadores en un 35%. Actualmente, el grupo está presente en seis provincias de la comunidad y sostiene más de 1.300 trabajadores. Sólo en la provincia de Zamora, donde cuenta con tres centros, Zamora, Benavente y Toro, tiene una plantilla superior a los 100 empleados.

Junto al director comercial de Gadisa, Santiago Codesido, ratificó la apuesta de la compañía por la provincia de Zamora e hizo hincapié en que la implantación del Gadis Hiper supone una importante mejora en la oferta comercial de la ciudad zamorana y su área de influencia.

Entre los asistentes al acto de inauguración, se encontraba también el alcalde de Benavente, Luciano Huerga, que dio la bienvenido a la compañía y le felicitó por la apertura. Huerga apuntó que la empresa va a ser “un revulsivo para la economía local” y convierte a Benavente en un polo de atracción económica y comercial para toda la comarca.

Huerga señaló que un establecimiento de este tipo no sólo no va a perjudicar al comercio local sino que “frenará el éxodo de compradores a León, Valladolid y Zamora”.