El ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, defendió hoy el trabajo realizado por las concejalías socialistas a lo largo de estos últimos cuatro años en el Ayuntamiento de la capital, a las que atribuyó algunos de los logros conseguidos en esta legislatura.

En un mitin ofrecido en la plaza del Maestro, en el que estuvo precedido por el candidato al Ayuntamiento de la capital, Antidio Fagúndez y por Ana García, el ministro relató que inició hace un año la actividad política para recuperar “la ilusión y la confianza en las instituciones” que había ido perdiendo igual que el resto de los ciudadanos.

En este sentido, señaló que los diez meses de gobierno de Pedro Sánchez han supuesto una ruptura con los siete años en los que el PP estuvo al frente del Estado, siete años dominados por la “desigualdad, la crispación y la corrupción”, siete años en los que nunca hubo “diálogo ni coordinación política”.

Por el contrario, añadió, los gobiernos socialistas son los que siempre “han asumido los riesgos” en educación, sanidad o dependencia.

Grande-Marlaska defendió la necesidad de poner las instituciones al servicio de la ciudadanía en vez de “servirnos de ellas como hizo la derecha”.

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska se dio este martes un paseo por la ciudad antes de participar en un acto público y, pacientemente, aceptó hacerse numerosas fotografías con los ciudadanos que le paraban.

Grande-Marlaska analizó la sesión constituyente de las nuevas Cortes Generales y señaló que la décimotercera legislatura se inicia con un propósito de “diálogo y concordia” y con la pretensión de “llegar a acuerdos importante para el conjunto de los españoles” y de “generar estabilidad”.

Añadió que la intención de los socialistas es seguir trabajando “día a día”, como se ha hecho en estos últimos diez meses para “generar ilusión en la gente y  confianza en las instituciones”.

El candidato del PSOE a la Alcaldía de Zamora, Antidio Fagúndez,  señaló que los grandes pactos alcanzados por Pedro Sánchez son los mismos que se quieren aplicar en la gestión municipal, grandes pactos por la educación, las pensiones y la atención a los mayores, pactos para construir centros cívicos en cada barrio y acciones que permitan al Ayuntamientos actuar como mediador para contribuir al sostenimiento de las empresas.