Agentes del Seprona de la Guardia Civil de Zamora y Bomberos de la capital han participado esta mañana en el rescate de un jabalí que se había quedado atrapado en el agua de la balsa de San Frontis.

El animal, que fue descubierto ayer, no podía salir de la balsa por sus propios medios por lo que fue necesaria la intervención de los agentes del Seprona y de los Bomberos con una balsa neumática para su rescate.

Finalmente, el animal fue devuelto a la libertad en un coto cercano a la capital sin ningún daño.