Tras las suspensión de las ferias por culpa de la pandemia

El alcalde de la capital, Francisco Guarido, ha publicado este domingo un bando para recordar que mañana lunes es San Pedro y que este año, tras la suspensión de las fiestas por la pandemia del Covid 19, habrá que “celebrar la vida” y mantener el espíritu de las ferias en el corazón de cada vecino.

Bando íntegro del alcalde:

De la misma manera que en Semana Santa las procesiones siguieron vivas en el corazón de los vecinos y vecinas de la ciudad pese a que la procesión iba por dentro, cuando por fin llega el verano y con él las ferias y fiestas de San Pedro en la ciudad de Zamora, os convoco a revivir el espíritu que mantenga vivas las fiestas de San Pedro en Zamora.

Como sabéis, la pandemia nos ha obligado a suspender los actos festivos previstos en las calles de la ciudad porque la salud es la prioridad y la base de cualquier celebración.

Pero os invito a celebrar la vida;  a agradecer el trabajo de los servicios públicos que la han defendido; a valorar la solidaridad de quienes han empleado su tiempo en nuestro cuidado; a acompañar la lucha de quienes han plantado cara al coronavirus con todas sus fuerzas. A mantener el recuerdo de quienes sólo podrán celebrar estas fiestas si siguen  vivos en nuestro corazón.

Las cabezas de ajos trenzadas en ristras esperarán hasta el próximo fin de semana; que somos de barro y con él haremos arte y cerámica quizás haya que esperar hasta septiembre; nuestros productos de la tierra seguirán alimentándonos como lo han hecho en tiempos difíciles; las voces del folklore nuestra tierra se oirán en las redes sociales; bailaremos en casa con todos los grupos que no veremos en directo; seguiremos entrenándonos para las competiciones deportivas suspendidas río arriba y tierra adentro; desfilaremos con los gigantes y cabezudos; reiremos con los niños y niñas que no necesitan cuentos ni caballitos…

Y alzaremos la vista al cielo para decirle a San Pedro que este año no veremos el fin de fiesta con los fuegos artificiales porque buscamos y encontraremos la luz de quienes se han ido.

Entrego las llaves de la ciudad a las peñas como símbolo de que Zamora sigue teniendo  las murallas abiertas a la alegría en este año en que tantas personas se nos han ido dejándonos el recuerdo de su lucha, de su esperanza, de sus ganas de vivir.

Que vuelvan sus ganas de vivir en este año en que las fiestas se celebran por dentro.

Y desde el corazón de la ciudad digamos: Vivan las fiestas de San Pedro y ¡salud! Luchemos por ella juntos.