Francisco Guarido ha anunciado que a partir del lunes comenzarán a trabajar de manera inmediata para plantear al pleno el nuevo organigrama aunque no quiere avanzar nada hasta que no se haga de forma oficial. “A partir del lunes, tenemos un mes para plantear al pleno el organigrama pero no voy a consumirlo.  Ya lo tengo en la cabeza. Esto tiene que ir rápido, no podemos esperar porque no tenemos que negociar con nadie y eso nos da una ventaja”, ha expresado.

Respecto a la expectación por esta nueva legislatura, Guarido reconoce que al ser la única capital de provincia gobernada por un alcalde de IU y ahora con mayoría absoluta es ya de por sí es una “expectación en la que aumenta la responsabilidad así como las horas de trabajo de los 14 concejales”. Por ello, añade, “la dedicación a la ciudad va a ser exclusiva que es lo que nos importa”.

«Salud y suerte»

El salón de plenos del Ayuntamiento de Zamora acogía ayer jueves la última sesión de esta legislatura en la que el alcalde en funciones despidió a la corporación con un “salud y suerte” refiriéndose a la “suerte en la vida política porque siempre es en beneficio de la ciudad que tengamos suerte”, explicaba después.

La próxima sesión será la de investidura de la nueva Corporación salida de las urnas en las elecciones municipales del pasado 26 de mayo, y tendrá lugar el sábado a las 12:00 horas. La sesión comenzará con la constitución de la Mesa de Edad, la toma de posesión de los nuevos corporativos y la elección del alcalde.

La sesión no será pública, tal y como ha confirmado Guarido, debido a la gran cantidad de asistentes y las plazas limitadas del salón de plenos. No obstante, se instalará una pantalla de televisión en el hall del Ayuntamiento para todas las personas que quieran seguir la toma de posesión.