El alcalde Francisco Guarido junto con el concejal de Hacienda, Diego Bernardo, han dado a conocer este 14 de noviembre los nuevos presupuestos del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Zamora para el año 2020. Unos presupuestos que enlaza con el presentado este pasado año y que no fue aprobado pero que se define por su sentido “social que se centra en la ciudad y en las necesidades de los zamoranos”, tal y como ha expresado Bernardo.

El presupuesto total de gastos para el año 2020 será de 59.143.026 euros, lo que supone un aumento de casi un 3% más que en el año 2015. El concejal ha destacado que se mantiene la estabilidad presupuestaria, puesto que ya se ha “amortizado toda la deuda que nos encontramos en 2015”. Además, se aumenta la subida de gastos dedicados principalmente al personal, la creación de empleo, el aumento de las partidas sociales que han pasado en 5 años de unos 4 millones de euros a 6 millones de euros.

Una inversión que tendrá una repercusión en los impuestos y tasas que aumentarán en los próximos años. “Somos conscientes de las necesidades de todos los zamoranos. Hemos mejorado la vida de los ciudadanos por encima del esfuerzo tributario que les pedimos”, ha declarado Bernardo al respecto.

Respecto a otros gastos en inversiones destacadas, Guarido y su equipo prevén una inversión con remanentes destinada al nuevo parque de bomberos, la rehabilitación del mercado de abastos, el centro cívico, el nuevo Museo de Semana Santa, aceras, saneamiento, rehabilitación de la Muralla o el alumbrado de la ciudad.

Un presupuesto “austero, evitando el despilfarro, continuista con el proyecto del Equipo de Gobierno y transparente, sin cometer irresponsabilidades populistas”, ha añadido el alcalde de la ciudad, Francisco Guarido.