Guerra abierta en el socialismo zamorano

Medio centenar de concejales irrumpe en la reunión de la ejecutiva provincial acusando a sus miembros de caciques y reclamando la dimisión del secretario Antidio Fagúndez

El enfrentamiento entre las distintas facciones del socialismo zamorano se ha hecho evidente esta tarde con la concentración convocada por quienes defienden la elección de Tomás del Bien, alcalde de Toro, como diputado provincial por la comarca manifestándose en contra de la decisión de la dirección de expulsarle del partido por contravenir las directrices de la ejecutiva.

Medio centenar de alcaldes se concentró a las puertas de la sede del PSOE en la capital zamorana al mismo tiempo que se reunía la ejecutiva en el interior.

En determinado momento, ocuparon la sede e increparon a los que estaba en el interior acusándoles de “caciques” al haber anulado una votación interna de los concejales a través de la cual se eligió a Tomás del Bien, alcalde de Toro, como diputado por la comarca de Toro, en contra de la decisión del partido.

A voz en grito, interrumpieron la reunión y reclamaron la dimisión del secretario general del PSOE en Zamora, Antidio Fagúndez.

Vanesa Mezquita, alcaldesa de San Vitero, y una de las personas que se han destacado en estos días en apoyo a Tomás del Bien, señala que lo único que se pide al PSOE es “que aplique y practique la democracia”.

José Luis Martín Arroyo, secretario de Organización de la agrupación de Toro, considera que “sería una vergüenza” que se expulsara a un concejal como él, que lleva 40 años afiliado al PSOE, en alusión a las medidas disciplinarias que se podrían aplicar también a quienes están apoyando a Tomás del Bien.

“Queremos que desaparezcan esos pequeños caciques que siempre ha habido en nuestro partido y que tienen a la provincia secuestrada. Han destruido la agrupación de la ciudad de Zamora y ahí están los resultados y siguen insistiendo en que también hay que destruir el resto del socialismo en la provincia”, señaló.