El histórico cantautor Paco Ibáñez consiguió llenar la plaza de la Catedral de Zamora, en un concierto que recuperó las canciones más conocidas del artista. Temas de sobra conocidos que fueron ampliamente coreadas por los asistentes, cerca de dos mil, en una noche de viernes para el recuerdo.

La conexión cantautor público fue casi instantánea. Fue ponerse a cantar “La mala reputación” y los presentes en el concierto se rindieron al carácter reivindicativo y luchador del cantante, que poco a poco fue desgranando canciones clásicas de su repertorio entre críticas al Obispo de Zamora y declaraciones a favor de la República y en contra de la monarquía.

“La Romería”, de García Lorca, “Soldadito de Bolivía”, dedicado al Che Guevara, Andaluces de Jaén, de Miguel Hernández, o canciones basadas en los poemas de León Felipe hicieron las delicias de un público que no se cansó de aplaudir.

Para el final, Ibáñez se reservó los temas más representativos de su carrera, los preferidos del público, como “Palabras para Julia” y la histórica “A galopar”.