El humo parece indicar alguna cosa

A veces hay eventos deportivos en cualquier competición que son muy fáciles de pronosticar a priori. Antes de un “partido X” todo el mundo piensa “este no se gana ni en sueños” y se anticipa el resultado final, ó al menos el ganador; claro que luego hay ocasiones en que los pronósticos se rompen, pero son las menos… Sin duda alguna uno de esos partidos era la visita que el todopoderoso e inalcanzable Perfumerías Avenida giró el domingo a Zamarat en el Angel Nieto.

El resultado fue el esperado, dentro de unos límites y parámetros lógicos, y la imagen del cuadro naranja tuvo sus altibajos y sus condicionantes, según sea quien sea el que exponga su opinión. El equipo zamorano está donde está, en la zona baja de la tabla, y sus objetivos son los que todo el mundo conoce, intentar la salvación. Para ello, tal y como parecía lo lógico, lo evidente, se ha decidido reforzar el equipo en las últimas fechas.

Sin embargo, hay algo flotando en el ambiente, existe algún intangible por ahí que, personalmente, no me inspira demasiada confianza. Parece como si se detectase, por ejemplo, una cortina de humo en el ambiente, intuyéndose que puede haber algo más; o a lo mejor no.

Y que conste que es sólo una opinión, una impresión personal: como saben en el equipo naranja se han anunciado últimamente esas dos nuevas incorporaciones; una ya vio el partido del domingo, de paisano, la otra aún no se sabe cuándo llegará a la ciudad. Aquí ya hemos expuesto que se necesitaban refuerzos, era y sigue siendo nuestra opinión, y veremos a ver si la argentina y la croata anunciadas contribuyen a elevar el nivel y los resultados. El tiempo lo dirá…

Bien, el caso es que hace breves fechas, ya conocidos ambos fichajes, la contestación técnica a un simple comentario nuestro sobre esas incorporaciones fue tan sorprendente como llamativa: “ah, yo no sé nada, hablad con el gerente”…Luego detecto que en otro medio informativo local, radiofónico en este caso, se hablaba de “son cosas del club” en referencia a este asunto. Ojalá, repito, ojalá que esto sea una tormenta en un vaso de agua y que no sea presagio ni anticipo de otras cuestiones…

AUN HAY MAS, relacionado con los equipos zamoranos; no ya sólo con el Zamarat, sino con el resto de colectivos que tienen que utilizar el pabellón Angel Nieto, ya sean de balonmano, fútbol-sala, otras categorías del basket ó cualquier otra especialidad deportiva.

Bien, hace unas fechas un aficionado al deporte, que suele ir un par de veces al mes ó más por el pabellón, y que en su vida profesional está relacionado con las maderas y las tarimas (suelos, puertas, ventanas, etc…) me comentaba “oye, que la pista del Angel Nieto está mal y se puede poner peor”. Yo le comenté que llevaba “cuatro días puesta”, en relación a la reciente instalación de la misma, apenas tres meses.

El, que se suele colocar en la zona de preferencia, en zona alta, desde donde se tiene otra perspectiva, me decía “si te fijas verás cómo se va abombando”. Uno, que es absolutamente profano en la materia y no tiene mucha capacidad para detectarlo, pues sinceramente no tiene suficientes elementos de juicio me quedé sorprendido, la verdad. A pie de pista, desde luego, apenas se nota nada. No sé si los directamente implicados y afectados en su labor, jugadores/as principal y especialmente, habrán detectado algo ya en este sentido…

Pero como sea verdad y se compruebe a corto ó medio plazo, todos los habituales al Angel Nieto lo vamos a poder ver en caso de que eso se produzca; sería para, piensen cada uno de ustedes lo que crean conveniente, que no les faltará razón, cualquier cosa que se les ocurra. Tampoco quiero adelantarme a los acontecimientos, ni hablar precipitadamente del tema, sólo dejo caer y que quede apuntado el comentario que me ha llegado. Las conclusiones, si es que hay que sacarlas, para más adelante, si no, pues nada.