Luchar contra la despoblación es tarea de todas las administraciones, según ha dicho hoy en Zamora el director del comisionado del Gobierno frente al reto demográfico, Ignacio Molina, que ha puesto de relieve que es necesaria la concurrencia de todas las instituciones públicas para sacar adelante las medidas concretas derivadas de la hoja de ruta diseñada y aprobada por el Gobierno.

Molina de la Torre participó este jueves en la segunda jornada del curso organizado por la Federación Española de Municipios y Provincias sobre los instrumentos para afrontar el reto de la despoblación en el que, desde ayer, se analiza la necesaria adaptación de las administraciones ante esta situación.

Señaló, en este sentido, “que las directrices generales son el primer paso para la aprobación definitiva del conjunto de las estrategias que exigen no solo la iniciativa del gobierno sino el trabajo de comunidades autónomas y de las entidades locales”. Añadió que la estrategia contra la despoblación es a largo plazo y exige el concurso de todas las administraciones. “De nada sirve que el gobierno central diseñe una estrategia si luego en el desarrollo de las competencias, muchas de las cuales son autonómicas y locales, las administraciones no la siguen”.

Reconoció que este año, desde el punto de vista político, ha sido muy complejo para avanzar en este asunto.