Dentro del área de promoción internacional llevada a cabo por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Toro, en el día de ayer ha comenzado la primera de las misiones inversas con importadores procedentes de diferentes países estratégicos para el vino de Toro. Estas misiones inversas tienen como objetivo principal la captación de importadores de cada país objetivo para que viajen hasta Toro y puedan conocer de primera mano las bodegas, viñedos, vinos y en general, la zona de producción, etc. para así conseguir proyectar una mejor imagen de la D.O. del vino de Toro y poner cara a las personas que están detrás de cada proyecto y vino, dando comienzo a una relación de confianza que en el futuro a corto plazo pueda convertirse en una relación económica de interés tanto para las bodegas de Toro como para los importadores en sus países de origen.

En esta ocasión ha sido el turno de los importadores de Estados Unidos, que desde el lunes día 1 de abril hasta el jueves 4 podrán visitar y conocer la D.O. mediante una dinámica que se repetirá en las dos misiones inversas venideras. El primer día  está destinado a una mini feria o  showroom, que consiste en una serie de entrevistas personales con los representantes de las bodegas participantes en cada misión inversa en la que los importadores pueden catar los vinos de cada una de las bodegas e intentar entablar relaciones comerciales en un futuro. Los dos días restantes se reservan para visitas a algunas de las bodegas participantes para comprobar de primera mano las instalaciones, el viñedo, las infraestructuras etc, de la D.O. y así poder construir una mejor imagen de este viaje comercial tan visionario. En esta ocasión, las bodegas participantes de la misión inversa han sido: Sobreño, Rodriguez Sanzo, Fariña, Liberalia Enológica, Torreduero, Francisco Casas, Pagos del Rey, Orot, Divina Proporción, Rejadorada, Monte la Reina, La viña del Abuelo, Viñaguareña, Pagos de Matarredonda, Quinta de la Quietud, Frutos Villar y Valbusenda.

En las próximas semanas tendrán lugar otras dos misiones inversas, con China y Suiza respectivamente. La mecánica será la misma, showroom con las bodegas interesadas en dicha misión inversa y los dos días próximos estarán destinados en exclusiva a la visita de bodegas y viñedos para lograr ese impacto complementario que desde el Consejo Regulador se busca, ayudando de esta manera a que los fantásticos vinos de Toro y las labores realizadas por las bodegas puedan verse recompensados con un incremento de las ventas y una mayor presencia y notoriedad del nombre de la D.O. a nivel internacional. De esta manera Toro sigue apostando por la exportación, intentando mantener el puesto de la D.O. de Castilla y León que más porcentaje de exportación tiene, como hasta ahora los datos abalan.

En paralelo y dentro del marco de la promoción de los vinos de Toro, a lo largo de la primavera, sigue el camino promocional de la D.O. Toro en cuanto a la asistencia a eventos y ferias tanto a nivel nacional como internacional. Las próximas paradas del Consejo Regulador serán el Salón de Gourmets de Madrid que se celebra del 8 al 11 de abril, la Feria Nacional del Vino (Fenavin) en Ciudad Real que tiene lugar del 7 al 9 de mayo y una de las nuevas apuestas en la promoción internacional de este año por parte de la D.O., la asistencia a Vinexpo en Burdeos, una de las ferias más importantes del mundo del vino a nivel internacional, siendo junto con Prowein (Alemania) las dos ferias más importantes del vino en Europa.