Un año más la Federación Salud Mental Castilla y León organiza sus Jornadas Técnicas, en esta ocasión en el Teatro Ramos Carrión de Zamora. Bajo el marco de su 25 Aniversario, la entidad ha querido centrar el argumento de este encuentro en los numerosos proyectos de recuperación e intervención que realiza su red de asociaciones, “destacando el alto nivel de calidad e innovación que venimos desarrollando a lo largo de estos 25 años de existencia”, explica el gerente de la entidad, Ángel Lozano de las Morenas.

El objetivo de este encuentro tiene dos ámbitos diferentes de intervención. Por un lado, la jornada del día 17 en la que se están desarrollando seis mesas, una ponencia inaugural y una experiencia teatralizada, y en las que participan un total de 19 ponentes. “Como viene siendo habitual, la primera de nuestras citas está dirigida a las personas que pudieran estar interesadas en la temática ya que una parte importante de nuestro trabajo es acercar la salud mental a la comunidad y hablar desde la profesionalidad y la experiencia de nuestro colectivo”, añade Lozano.

Como ponente inaugural se ha contado con la intervención del psicoterapeuta y presidente de la Asociación Mundial de rehabilitación Psicosocial, Ricardo Guinea Roca, quien ha destacado “la importancia que ha tenido en la psiquiatría el cambio de visión sobre la persona con algún problema de salud mental, pasando de ser un diagnóstico a un proyecto de vida”. Añade este profesional que “estamos inmersos en una nueva revolución de la salud mental en la que los profesionales estamos haciendo una nueva revisión de qué son los trastornos mentales, de los tratamientos farmacológicos, intentado encontrar nuevas respuestas entre los diferentes abordajes que se van planteando”.

Alrededor de un centenar de profesionales relacionados con la salud mental se han reunido hoy para poder escuchar a este referente de la psiquiatría además de conocer en primera persona algunos de los proyectos psicosociales más innovadores que se están desarrollando en las onces asociaciones que integran la Federación Salud Mental CyL.

“Estas jornadas técnicas representan el espacio donde acercarnos al trabajo diario que se está realizando en distintas entidades, y es una oportunidad para que cualquier persona pueda conocer qué y cómo se está abordando este tipo de discapacidad, y en esta ocasión concreta cómo nuestro movimiento asociativo trabaja un modelo de atención centrado en la persona“, explica Ángel Lozano.

Las mesas que dan forma al programa del 17 de mayo se centran en las siguientes temáticas: empleo; autonomía personal; actividad física y deporte; economía circular y medio ambiente y activismo y participación. La jornada se cierra con una experiencia a través del teatro desarrollada en la asociación Salud Mental Salamanca de la mano de la compañía Entrespejos.

La jornada del día 18, dirigida exclusivamente a los profesionales de las asociaciones, contará con la ponencia del Dr. José Navarro Góngora quien es profesor de la Facultad de Psicología de Salamanca (España) y de la Universidad de Jyväskylä (Finlandia). Su intervención se centrará en la “Violencia en las Relaciones íntimas”, abordando un tipo de violencia específica en la mujer “cuestiones que desde nuestro movimiento asociativo requieren de respuestas profesionalizadas y adaptadas a la realidad de la discapacidad por problemas de salud mental”, concluye el gerente de la Federación.

La red asociativa que integra la Federación Salud Mental Castilla y León atiende a cerca de 6.000 personas con problemas de salud mental y/o familiares. Cuenta con once asociaciones y catorce delegaciones en el ámbito rural. Por su parte, la asociación Feafes Zamora, integrada dentro del movimiento asociativo federativo, inicia su actividad en el año 2000. Actualmente atiende a un centenar de personas en sus diferentes recursos como el servicio de promoción de la autonomía; talleres ocupaciones; centro de día, programas de promoción de la actividad deportiva y programa de empleo. Además la entidad gestiona dos viviendas con apoyos enfocadas al impulso de la vida autónoma como paso previo a una posible independencia total de la personas o bien como recurso más prolongado en el proyecto de vida de cada individuo.