La Cofradía de Jesús Nazareno ha anunciado este jueves a través de sus redes sociales que enviará a un cobrador a los domicilios de los hermanos y damas con cuotas pendientes. En un comunicado, la cofradías asegura que “debido a la excesiva deuda generada por el impago de cuotas entre los años 2018 y 2019, la Junta Directiva ha tomado la decisión, de manera excepcional, de enviar un cobrador a los domicilios de los hermanos y damas de la Cofradía, con alguna cuota pendiente, para que puedan proceder a su abono y de esta manera poder reducir esa deuda lo máximo posible sin que la Cofradía se vea afectada”.

La medida ha recibido comentarios positivos de forma unánime por parte de los hermanos, que consideran de forma mayoritaria que la cuantía de las cuotas no es tan elevada como para que se produzcan tantos impagos.