La alcaldesa de San Vitero y portavoz de la plataforma en defensa de la Sanidad de Aliste, Vanesa Mezquita, ha manifestado el malestar que existe en la zona ante el nuevo plan de reordenación sanitaria que plantea la Junta de Castilla y León, que dicen desconocer.

“No sabemos nada, pero hay puntos en los que no podemos ceder ya que nuestra prioridad es la calidad y dignidad de la atención sanitaria en el medio rural”, ha señalado. En este sentido, ha solicitado, al igual que el Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública, una reunión entre todos los implicados.

Asimismo, ha detallado que no piensan permitir que la gente se desplace, ni se priorice una cita previa que “malamente puede funcionar si no tenemos Internet”. Entre sus exigencias, que “todos los pueblos cuenten con la visita de un médico un día a la semana”. Derechos innegociables para prestar una asistencia sanitaria digna y de calidad en el medio rural porque “hay que pensar en personas no en ratios ni en números” ha declarado Mezquita.

Respecto al proyecto de reordenación sanitaria, la alcaldesa de San Vitero ha señalado que si se divide la zona en seis núcleos, lo razonable sería que siempre haya un médico en el núcleo base, siempre localizado, y otro que haga las visitas a los pueblos. No obstante, para conseguirlo sería necesario cubrir las doce plazas de médicos de equipo y las cuatro plazas de médico de área, algo que ahora mismo no sucede.